La diversidad es una característica intrínseca de los grupos humanos ligada a diferencias en las capacidades, necesidades, intereses, ritmo de maduración, condiciones socioculturales, etc., abarcando un amplio espectro de situaciones.

Es responsabilidad de las diferentes administraciones equiparar oportunidades y ofrecer los recursos necesarios para que todo el alumnado logre el desarrollo integral de todas sus potencialidades.

Por tanto, entendemos la atención a la diversidad como el conjunto de acciones educativas que en un sentido amplio intentan prevenir y dar respuesta a las necesidades, temporales o permanentes, de todo el alumnado del centro y, entre ellos, a los que requieren una actuación específica derivada de factores personales o sociales relacionados con situaciones de desventaja sociocultural, de altas capacidades, de compensación lingüística, comunicación y del lenguaje o de discapacidad física, psíquica, sensorial o con trastornos graves de la personalidad, de la conducta o del desarrollo, de graves trastornos de la comunicación y de desajuste curricular significativo.

Para dar respuesta a esta diversidad contamos con un Plan de Atención a la Diversidad que se sustenta en torno a tres ejes fundamentales:

• Medidas Generales.

• Medidas Ordinarias.

• Medidas Específicas .